IBEX 35

23.8.07

Escasez de escaparatistas en España

Faltan escaparatistas en España, una actividad en boga que incrementa las ventas de los comercios.
Los empresarios españoles tienen dificultades para encontrar profesionales especializados en escaparatismo, una actividad cada vez más en boga que repercute directamente en beneficios de facturación para los negocios.

El escaparate es la tarjeta de presentación de un negocio. El arte de comerciar a través de la vista -lo que los anglosajones denominan visual merchandising- es, a día de hoy, la clave para triunfar en las ventas ya que los estímulos externos hacen que los clientes se detengan y se animen a comprar. Todo lo que se coloca en el escaparate de la tienda se vende más fácilmente, de ahí que sea interesante cuidar esa "ventana a la calle".

Con poco más de 1.000 euros y grandes dosis de creatividad cualquier apasionado por la decoración comercial puede llevar a la práctica su sueño, afirman los expertos.

Sin embargo, en España no existe una enseñanza reglada de escaparatismo, al contrario de lo que ocurre en otros países de Europa, donde se puede estudiar este oficio durante tres años con unas 2.600 horas de formación integral.

Sin embargo, en España existen numerosos proyectos de formación de profesionales del escaparate. Uno de los programas más completos y prestigiosos es el que ofertan las Cámaras de Comercio, como la de Madrid, cuyos cursos son los más largos y completos de España.

Los contenidos abarcan amplias nociones sobre visual merchandising y escaparatismo, con una gran carga práctica para que los alumnos aprendan a montar con éxito un escaparate. El próximo curso, comenzará el próximo 17 de septiembre, con una duración de 182 horas.

CLAVES PARA UN BUEN ESCAPARATE

Un buen escaparate tiene que contener grandes dosis de creatividad, de manera que consiga que el posible cliente se sorprenda y se detenga ante la novedad que encuentra detrás del cristal. La correcta distribución y la iluminación son fundamentales, por eso es tan importante conseguir un equilibrio de luces que consiga resaltar lo que realmente se quiere vender.

Las tres claves de un buen escaparate son creatividad, orden y composición, según declaró a la Cámara de Madrid el escaparatista Luis Martínez, que ha trabajado para firmas tan importantes como Nike, Burberrys o Caramelo, y que impartirá el próximo mes de septiembre un curso de escaparatismo y visual merchandising en el IFE.

Martínez lleva años trabajando en el mundo del escaparate para la empresa de estudios Sesma, que cuenta con 51 años de experiencia. "Para ser un buen profesional es fundamental trabajar el espacio y sacarle el máximo provecho. Por ello, el profesional del escaparate deberá tener conocimientos artísticos, técnicos y comerciales", aseguró Luis Martínez.

A pesar de ello, llamar la atención de los viandantes se ha convertido en nuestros días en una más que complicada tarea, dado el avance de técnico y visual de la televisión e Internet. Pero en un escaparate cabe de todo, y todo puede ser interesante. Lo principal es que el producto destaque sobre lo demás y que el decorado quede en un segundo plano, al servicio de lo que realmente se quiere vender.

VER CURSOS DE ESCAPARATISMO EN ESPAÑA