IBEX 35

18.7.13

LA ULTRAACTIVIDAD DE LOS CONVENIOS COLECTIVOS.

Ley 3/2012, de 6 de julio, de reforma del mercado de trabajo.
Este tema está dando mucho que hablar, pero en la realidad lo cierto es que no se le debe dar tanta importancia, porque en la práctica, no cambia tanto como a primera vista nos han hecho pensar.
¿Qué es lo que nos dice el art. 86 del Estatuto de los Trabajadores? El art. 86 habla de la duración del convenio colectivo, hasta ahora su prorroga era normalmente automática, año tras año, mientras no se hubiera negociado uno nuevo, y lo que se ha pretendido con la reforma es evitar que el convenio se hiciera indefinido, limitando a un año la vigencia del convenio que se hubiera denunciado, esto es, forzar a las partes a llegar a un acuerdo, de forma que, de no alcanzarlo, el convenio perdiera su vigencia. De una primera lectura del art. 86.3, párrafo último, pudiera parecer que el plazo de un año se establece como tope máximo para la negociación colectiva, pero la realidad no es esa y, como iremos viendo, sólo en el caso de que no se haya previsto nada en orden a la ultraactividad del convenio colectivo denunciado y en fase de renegociación, es cuando habrá de operar el plazo de un año.
La ultraactividad del convenio se refiere a su vigencia, y ésta, como primera medida, sigue dependiendo de la voluntad de las partes (art. 86 del E.T), “Corresponde a las partes negociadoras establecer la duración de los convenios ….”. Haciendo referencia el art. 85 del E.T. del contenido que se puede negociar. ¿Esto qué supone?, pues en primer lugar cabe reseñar que la existencia de un pacto en contrario de las partes, inhabilita que opere el plazo de un año, esto es:
1º.- Se puede dar el caso de que el convenio este denunciado pero que las partes hayan acordado que hasta que no se pierde la vigencia hasta que no se publique uno nuevo.
2º- Se puede dar el caso de convenios que las partes señalan específicamente que no perderán su vigencia hasta que se publique uno nuevo.
Convenios que mantienen la vigencia del convenio dos años tras su denuncia.
Por tanto, solo se aplica el art 86.3 en el caso que, haya denuncia sin ningún tipo de condición. “Transcurrido un año, desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquél perderá, salvo pacto en contrario, vigencia, y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación”.


 Por otro lado, la disposición transitoria 4º de la Ley 3/2012, de 6 de julio señala que, para los convenios colectivos denunciados con anterioridad a su entrada en vigor, el plazo del año fijado en la misma para la duración de la ultraactividad tendrá como dies a quo el de la promulgación de dicha norma legal en el BOE, esto es, cumplirá el 8 de julio de 2013. También en este caso cabe resaltar que sigue prevaleciendo la voluntad de las partes, esto es que hay que ver en cada caso concreto todo el clausulado en cuanto a la prorroga que estipulen las partes en el convenio, en la ultraactividad sigue prevaleciendo la voluntad de las partes.
Como conclusión se puede decir que, solo a falta de voluntad concordada de las partes negociadoras del convenio, se aplicaría el art. 86.3 del ET, último párrafo.
Por otro lado, en cuanto a qué ocurre si se ha vencido el plazo de ultraactividad acordado por las partes, o del legal establecido, si no se ha llegado a un acuerdo. En este caso, se aplicaría el convenio de ámbito superior, y si este no existiera, habría que acudir a la normativa legal o reglamentaria que existiera. Si estamos en este caso, esta norma ha de aplicarse con todos sus efectos y consecuencias. De aquí es cuestión de debate si cabe o no sostener el mantenimiento de condiciones laborales preexistentes que puedan resultar más favorables, pues ¿pueden éstas tener su origen en un convenio colectivo? La mayor parte de la doctrina opina que no, que sólo se pueden entender las condiciones más beneficiosas en actos individualizados del empresario y que resulta evidente que las partes tuvieron tiempo, si hubieran tenido decidida voluntad, de haber llegado a un acuerdo propio.
En este sentido, puede la Empresa, ante la ausencia de convenio colectivo regulador, mantener a título unilateral las condiciones laborales existentes en el convenio denunciado y no sustituido por uno nuevo, pero este sería un mantenimiento unilateral por parte de la Empresa y no se podría considerar un reconocimiento de las condiciones más beneficiosas, y posteriormente podría modificarlas, a tenor del art. 41 del E.T.
Por último, hay que reseñar la posibilidad de acudir a un arbitraje para solventar las divergencias surgidas en el ámbito de la negociación colectiva.

RESUMEN DE LAS REGLAS DE LA ULTRAACTIVIDAD:
-          Si no existe denuncia expresa:
o   los convenios se prorrogan de año en año, salvo pacto en contrario, hasta que se produzca una denuncia expresa. Las partes son las que establecen la vigencia de los convenios y pueden establecer reglas particulares sobre la vigencia del convenio.

-          Si sí existe denuncia expresa:
o   Regla general:
§  Transcurrido un año desde la denuncia del convenio  sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral perderá vigencia y se aplicará, en su caso, el convenio colectivo o normativa de ámbito superior aplicable.
§  Esta regla es supletoria de la voluntad de las partes.
§  Convenios denunciados antes del 7/7/2012: el plazo de ultraactividad es de 12 meses hasta el 7/7/2013.
o     Excepciones:
§  Que las propias partes del convenio establezcan reglas propias de prórroga y vigencia.
§  Que se haya alcanzado un acuerdo entre las partes que establezcan efectos distintos a la pérdida de vigencia del convenio o se haya alcanzado un laudo.

§  Que a pesar de la denuncia, el Empresario decida unilateralmente mantener las condiciones cómo más beneficiosas susceptibles de modificación ulterior a través del art. 41